4 may. 2012

TREINTA MINUTOS

Si tienes treinta minutos, sigue.

Entre publicaciones en Twitter relacionadas con el consejo de ministros de esta mañana, me encuentro con un tweet en el que una chica le enlaza el primero de los tres vídeos que dejo después de este texto, como muestra de cómo y cuándo aprendemos a discriminar a las personas por su apariencia.
No voy a decir mucho más, porque dedicarme a desgranar esto bajo mi punto de vista, no haría sino estropear tus propias conclusiones. Creo que este vídeo en tres fragmentos, habla sobradamente por sí mismo.




Que tengas una buena y cordial vida. Con todo lo que te rodea :)